Principales
Texto completo del artículo firmado de Xi en un periódico portugués
        
2018-12-04 11:40 | Spanish.xinhuanet.com

BEIJING, 3 dic (Xinhua) -- Un artículo firmado por el presidente chino, Xi Jinping, titulado "Una amistad a través del tiempo y el espacio, una asociación para el futuro", se publicó el lunes en el periódico portugués Diario de Noticias antes de su visita de Estado al país europeo.

 

He aquí el texto completo del artículo:

 

Una amistad a través del tiempo y el espacio, una asociación para el futuro

 

Xi Jinping

 

Presidente de la República Popular China

 

"Aqui ...... Onde a terra se acaba e o mar comeca ......" (Aquí, donde termina la tierra y comienza el mar). Esta aclamada cita de Luis de Camoes, el más grande poeta de Portugal, representa vívidamente la excelente ubicación de su patria. Hace veinte años, hice mi primera visita a Portugal, y en 2014 hice una parada en la isla Terceira. Estoy encantado de regresar a su país para una visita de Estado por invitación del presidente Marcelo Rebelo de Sousa.

 

En los últimos años, Portugal ha afrontado de manera efectiva los desafíos planteados por la crisis de la deuda soberana europea, y ha logrado avances significativos en términos de desarrollo económico y social y en la promoción de su cultura tradicional, inyectando cierta nueva vitalidad en esta antigua tierra. Como verdadero amigo de los portugueses, la nación china no tiene más que la admiración por lo que han logrado.

 

Aunque nuestros dos países están ubicados en los extremos este y oeste del continente euroasiático, nuestros pueblos han forjado una amistad perdurable que se remonta a la antigüedad. La porcelana azul y blanca de China, que se envió por primera vez a Portugal hace siglos, inspiró una fusión de técnicas chinas y locales, produciendo una forma de arte única llamada Azulejo. La ciudad nororiental portuguesa de Freixo de Espada a Cinta, conocida como la localidad natal de la seda en Portugal, ha estado utilizando la sericultura y las técnicas de tejido chinas durante siglos. Hoy en día podemos encontrar muchas más anécdotas como producto del cordial intercambio entre nuestros pueblos. Una pareja de ancianos de China, a pesar de su edad y enfermedades, ha pasado décadas enseñando mandarín y difundiendo la cultura china en Portugal. Los mejores entrenadores y jugadores de fútbol portugueses han venido a China para trabajar o jugar en clubes chinos, haciendo que el fútbol portugués sea aún más popular en China. Las tartas de crema portuguesa horneadas por los pasteleros chinos se han convertido en un nuevo deleite para los consumidores chinos. Historias como estas dan testimonio de una amistad entre nuestros pueblos que trasciende tiempo y espacio.

 

En aproximadamente dos meses, celebraremos el 40º aniversario de nuestras relaciones diplomáticas, que se establecieron en febrero de 1979. Con un crecimiento constante y rápido a cada paso del camino, nuestras relaciones bilaterales han atravesado un viaje extraordinario en las últimas cuatro décadas. Siempre hemos confiado el uno en el otro, nos hemos respetado y ayudado mutuamente, dando un buen ejemplo de cooperación de beneficio mutuo entre países de diferentes sistemas sociales, antecedentes históricos y tamaños contrastantes.

 

En las últimas cuatro décadas, hemos abordado sistemáticamente las relaciones bilaterales desde una perspectiva estratégica y de largo plazo. En 1999, a través de consultas pacíficas, resolvimos adecuadamente la cuestión de Macao, un problema que quedó en el pasado, e iniciamos una nueva era en el desarrollo de este territorio y en las relaciones entre China y Portugal. En 2005, se estableció una asociación estratégica integral entre nuestros dos países. Con los frecuentes intercambios de alto nivel, la profundización de la confianza política mutua y fructíferos resultados en todas las áreas, la amistad y la cooperación entre China y Portugal se han embarcado en una vía rápida de desarrollo.

 

En las últimas cuatro décadas, nos hemos mantenido comprometidos a promover la cooperación práctica en un espíritu de igualdad y beneficio mutuo. A raíz de la crisis financiera internacional de 2008 y la crisis de la deuda soberana europea, nuestros dos gobiernos trabajaron en estrecha colaboración para desactivar los riesgos y enfrentar los desafíos. Las empresas chinas llegaron a Portugal en gran número para buscar oportunidades de inversión. Al expandir sus propios negocios en el extranjero, también han contribuido a la creación de empleos para las comunidades locales y al desarrollo económico y social de Portugal en general.

 

En las últimas cuatro décadas, hemos hecho constantes esfuerzos para fortalecer los lazos entre personas en un espíritu de aprendizaje mutuo y progreso común. En los primeros días de nuestras relaciones diplomáticas, hubo pocas visitas mutuas. Ahora tenemos más de 300,000 visitantes cada año entre los dos países. Además, actualmente 17 universidades chinas ofrecen cursos de portugués, y en Portugal, se han abierto cuatro Institutos Confucio y el idioma chino se enseña en varias escuelas y universidades. Nuestros estrechos intercambios en el área de cine, medios de comunicación, espectáculos culturales, exposiciones y en el nivel subnacional han incentivado el apoyo popular en pos del desarrollo a largo plazo de nuestras relaciones.

 

China y Portugal se encuentran en un momento crítico de desarrollo. China está profundizando ampliamente la reforma y ampliando la apertura, mientras que Portugal está comprometido con un desarrollo más rápido y una renovación nacional. China se unirá a Portugal para mejorar aún más el entendimiento y la confianza mutuos, ampliar y profundizar la cooperación práctica y comprobar nuestra asociación estratégica integral. Al trabajar juntos, crearemos un futuro aún más brillante para las relaciones China-Portugal.

 

Primero, necesitamos fortalecer los intercambios de alto nivel y construir una amistad basada en el respeto mutuo y la confianza mutua. Apoyamos los intercambios regulares y la comunicación de políticas entre nuestros gobiernos, parlamentos y partidos políticos. Siempre debemos entendernos y respetarnos en cuestiones de intereses fundamentales y preocupaciones importantes a fin de proporcionar una base política sólida para el desarrollo sostenido de las relaciones bilaterales. China espera y confía en que Portugal continuará desempeñando un papel positivo en la UE y contribuirá a la construcción de asociaciones China-UE para la paz, el crecimiento, la reforma y la civilización.

 

En segundo lugar, debemos llevar adelante la Iniciativa de la Franja y la Ruta y construir una asociación de desarrollo común. Como Portugal se encuentra en una importante intersección de las Ruta de la Seda terrestre y marítima, nuestros dos países están naturalmente posicionados para cooperar bajo esta iniciativa. Debemos aprovechar las oportunidades que brinda esta iniciativa para ampliar y fortalecer la cooperación en los proyectos ya existentes, hacer un buen uso de la Exposición Internacional de Importaciones de China y otras plataformas para aumentar el comercio bilateral, explorar más oportunidades de cooperación en desarrollo portuario, automóviles, nueva energía, finanzas y otros campos, e intensificar la cooperación con terceros para buscar beneficios mutuos en un ámbito más amplio.

 

En tercer lugar, tenemos que mantener la amistad tradicional profundizando los intercambios entre personas. Según lo acordado, realizaremos festivales culturales en los demás países el próximo año y mejoraremos la cooperación para exposiciones, espectáculos culturales, películas y medios de comunicación. Necesitamos profundizar la cooperación en la enseñanza de idiomas y aumentar el número de estudiantes que estudian en los países de cada uno. Continuaremos apoyando la cooperación entre nuestras aerolíneas en un esfuerzo por facilitar los intercambios de personal.

 

En cuarto lugar, debemos liderar el crecimiento de la economía azul promoviendo la cooperación marítima. Portugal, conocido por su tradición en expediciones naúticas, posee una cultura marítima tradicional y una rica experiencia en la explotación de los recursos marítimos. Necesitamos fortalecer nuestra Asociación Azul, facilitar la cooperación en investigación marítima, el desarrollo y la protección de los océanos, la logística portuaria y otras áreas, y hacer crecer la economía azul para aprovechar mejor el vasto océano en beneficio de nuestras generaciones futuras.

 

En quinto lugar, debemos construir y defender el sistema internacional mejorando la coordinación multilateral. China y Portugal comparten posiciones iguales o similares en varios de los principales temas internacionales y regionales. China está dispuesta a intensificar la comunicación y la coordinación con Portugal dentro de las Naciones Unidas, la OMC y otros marcos en temas como la gobernanza global, el cambio climático y la reforma del Consejo de Seguridad. Es importante que mantengamos nuestros valores compartidos de apertura e inclusión, apoyemos el multilateralismo y el libre comercio y contribuyamos conjuntamente a la paz, la estabilidad y la prosperidad del mundo.

 

Portugal es la última parada de mi viaje, que me ha llevado por el continente euroasiático y el océano Atlántico a destinos en Europa y América Latina y a Buenos Aires para la Cumbre del G20. Lo que más me impresionó durante esta visita fue el fuerte llamado internacional a un firme compromiso con el multilateralismo y una gobernanza global más efectiva en consonancia con los tiempos y las ardientes aspiraciones de los pueblos de todo el mundo por la paz, la tranquilidad, el desarrollo, el progreso y una vida más feliz. Ante las dificultades y los desafíos en el mundo de hoy, China sigue convencida de que el respeto mutuo, las consultas de igualdad, el desarrollo pacífico y la cooperación en la que todos ganan son el único camino que conduce a la paz y estabilidad duraderas del mundo y al desarrollo común de la humanidad.

 

Las relaciones entre China y Portugal son ahora más fuertes que nunca, y la cooperación entre China y Portugal promete amplias perspectivas. Tenemos razones para creer que con los esfuerzos conjuntos de ambos países, las relaciones China-Portugal en la nueva era se acelerarán y navegarán hacia un futuro aún más brillante, brindando mayores beneficios a nuestros pueblos y contribuyendo aún más a la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

0