Internacional
Líbano e Israel declaran máxima alerta tras muerte de alto líder de Hizbulá
        
2015-12-21 15:53 |
 Israel declaró un alto estado de alerta tras la noticia de que un prominente líder del Hizbulá murió en un ataque aéreo en Damasco el sábado en la tarde, se informó hoy.

Israel ordenó el retiro de sus patrullas regulares en la frontera con Líbano y a sus soldados no abandonar sus posiciones fortificadas en anticipación de algún suceso militar.

Las Fuerzas Interinas de la ONU en Líbano también han intensificado sus patrullajes y operación de observación a lo largo de la Línea Azul, una demarcación fronteriza entre Israel y Líbano, la cual fue establecida por la ONU en el 2000.

El grupo Hizbulá libanés confirmó hoy que Samir Kuntar, un líder destacado de la "Resistencia Islámica", murió en un ataque israelí cerca de la capital siria de Damasco.

"Samir Kuntar fue sacrificado en un ataque israelí en el distrito residencial de Jaramana en la capital siria", dijo el Hizbulá en un comunicado. Aviones israelíes bombardearon el edificio donde vivía en Jaramana, agregó sin dar más detalles.

El grupo dijo que Kuntar será sepultado el lunes en un cementerio chiita en su principal bastión de Dahiya en los suburbios sureños de Beirut.

Sin embargo, ministros del gabinete israelí se negaron a confirmar las acusaciones de implicación israelí en el ataque. El ministro israelí de Infraestructura Nacional y Energía, Yuval Steinitz, dijo el domingo en Jerusalén que no comentará sobre los "rumores en los medios de comunicación" acerca de la responsabilidad de Israel en la matanza, pero dijo que está complacido con el resultado.

Kuntar pasó 29 años en una prisión israelí por el asesinato de tres civiles israelíes en 1979, incluida una joven. Fue excarcelado junto con otros prisioneros libaneses en un acuerdo de intercambio en 2008 entre Israel y el Hizbulá, a cambio de los cuerpos de dos soldados israelíes muertos durante la guerra de 2006.

Tras su liberación, Kuntar, un druso, fue recibido como héroe en Beirut y se cree que desde entonces se integró al Hizbulá, un grupo que ha enviado a cientos de sus miembros a luchar junto con las fuerzas leales al presidente sirio Bashar al-Assad durante los cerca de cinco años de insurgencia en el país.

En septiembre, Estados Unidos incluyó a Quntar en su lista negra de terroristas, y dijo que había "desempeñado un papel operativo con la asistencia de Irán y Siria, en la construcción de infraestructura del Hizbulá en los Altos del Golán".

La vez pasada que Israel atacó un blanco del Hizbulá fue en enero de 2014, cuando lanzó una operación contra un convoy en el área de Qunaitra, en los Altos del Golán, donde murieron seis miembros del Hizbulá y un comandante iraní. Días después, el Hizbulá se vengó atacando un convoy militar israelí en las ocupadas Granjas Shebaa, donde murieron dos soldados israelíes.

En esa ocasión, el jefe del Hizbulá, Sayyed Hasan Nasrallah, prometió responder a cualquier ataque israelí contra miembros del partido en Siria.

Irán condenó hoy la muerte de Kantar como "estado de terrorismo" de Israel, de acuerdo con la agencia oficial de noticias IRNA. La cancillería iraní dijo que el ataque constituye una "violación a la soberanía nacional e integridad territorial de un país independiente".

Editor:Chen Xi
0