China
Mayoría de chinos son optimistas ante futuro de ciudades de segundo nivel
        
2018-12-07 12:11 | Spanish.xinhuanet.com

BEIJING, 6 dic (Xinhua) -- Un sondeo reciente mostró que el 63,4 por ciento de los chinos son optimistas con respecto al futuro desarrollo de las ciudades de segundo nivel en comparación con las zonas rurales y las ciudades de primero y tercer niveles.

 

Un total de 2.014 personas participaron en la encuesta, que fue realizada por el Diario de la Juventud de China.

 

No hay estándares unificados para categorizar a las ciudades chinas, sin embargo, el Buró Nacional de Estadísticas monitorea los precios de la vivienda en 70 ciudades, a las que ha separado en tres niveles.

 

De acuerdo con la entidad, China cuenta con cuatro ciudades de primer nivel, que son Beijing, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen. Las capitales de las regiones de nivel provincial, y otras ciudades de características similares, son consideradas como de segundo nivel, y entre ellas se cuentan Hangzhou, Chengdu y Xiamen.

 

La tasa de urbanización de China (el porcentaje de población urbana permanente) subió a 58,52 por ciento a finales de 2017, frente al 17,92 registrado cuatro décadas atrás, cuando el país lanzó su política de reforma y apertura.

 

El aumento de la tasa de urbanización de China mantendrá una velocidad relativamente alta, alcanzando el 68,5 por ciento en diez años, dijo Hu Xiaowu, experto en desarrollo urbano de la Universidad de Nanjing.

 

Las zonas urbanas del país serán más habitables en el futuro, vaticinó Hu. "Las ciudades registrarán progresos en términos de entorno ecológico, educación, empleo, asistencia a los ancianos y tráfico", precisó.

 

Los entrevistados consideran el transporte ferroviario, las políticas de empleo y las oportunidades de conseguir trabajo como los factores más importantes a la hora de evaluar la perspectiva de desarrollo de una ciudad.

 

Hu apuntó que los trenes de alta velocidad, como herramientas importantes para fomentar los intercambios entre las ciudades, pueden generar nuevas oportunidades de desarrollo.

 

"Los trenes de alta velocidad reducen considerablemente el tiempo de viaje entre las ciudades, lo que puede promover los intercambios comerciales y el turismo", sostuvo.

 

"Además, las ciudades que tienen tanto ferrocarriles de alta velocidad como líneas de metro, tienen más ventajas", añadió, y subrayó que un transporte de alta eficiencia ayuda a juntar los recursos de una forma más conveniente.

0